El viaje del Papa a Irak trae una lección a los cristianos de todo el mundo

Vaticano, 05 mar. 21/08:00 am (ACI).- El Papa Francisco partió este viernes 5 de marzo para el primer viaje de un Pontífice a Irak, que él mismo dijo que logró como peregrino de paz y promesa, pero que tiene enseñanzas para ser dada a los cristianos de todo el mundo, según el análisis del presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), Dom Walmor Oliveira de Azevedo.

“La misión del Papa Francisco en Irak es rica en lecciones para el planeta, especialmente en lo que se refiere al diálogo interreligioso y al compromiso católico de promover la paz”, declaró el arzobispo de Belo Horizonte (MG), en una entrevista con Vatican News.

Monseñor Walmor recordó que en este viaje el Santo Padre se hallará con “un país en guerra, donde la población está en un estado de miedo persistente” y “una nación de mayoría musulmana”, donde los cristianos representan el 1,5% de la población. .

Durante su estancia en Irak, que se alargará hasta el 8 de marzo, el Pontífice va a visitar la capital, Bagdad; a la patria de Abraham, Ur; a las ciudades “mártires” de Qaraqosh y Mosul, marcadas por la violencia del Estado Islámico; y la capital del Kurdistán iraquí, Erbil.

En su agenda en el país árabe, aparte de encuentros con autoridades civiles, obispos, curas, religiosos, el Beato Padre también va a visitar al Gran Ayatolá al Sistani, participará en un acercamiento interreligioso en Ur y se reunirá con cristianos del país.

“Con el corazón abierto, el Papa Francisco, con su facilidad, con su ardor misionero, dará testimonio de lo que está en su Carta Encíclica ‘Fratelli tutti’, enseñando que las diferencias no son barreras para construir la amistad popular. Cuando las diferencias son trabajadas y gestionadas en el cariño y en el compromiso fraterno del diálogo, se convierten en riquezas”, señaló.

En este sentido, Dom Walmor consideró que todo católico en el mundo, y no solo los iraquíes, puede “inspirarse en el ejemplo del Papa Francisco, testimoniando la fe no sólo con palabras, sino con la disponibilidad al diálogo, a la escucha, cultivando proximidad”.

Para el arzobispo, “esta presencia afable y franca es un fuerte testimonio del Evangelio, inspira a las personas, convierte las etnias”.

“Prosigo en comunión con el Papa Francisco en mis oraciones, suplico a Dios que lo ilumine de forma aún más particular en su importante misión en Irak. Alabado sea Dios por su valentía, por su corazón abierto, por su ejemplaridad fraterna, es lo que mucho más necesita el planeta”, concluyó.

Verifique también: