NOTICIAS

El Vaticano pide cuentas por los abusos cometidos por un comité de la ONU

Hogar > Noticias > El Vaticano pide cuentas por los abusos cometidos por un comité de la ONU

El Vaticano pide cuentas por los abusos cometidos por un comité de la ONU

_72319505_020642219-1El representante del Vaticano en Ginebra, el arzobispo Silvano Tomasi, defendió el manejo de la Santa Sede de las denuncias de abuso sexual infantil por parte del clero ante un comité de la ONU y negó que tuviera la intención de encubrirlo.

La delegación trató de dar cuenta del manejo de la Iglesia del abuso clerical cuando el Papa Francisco en Roma dijo a los peregrinos el jueves que aunque los escándalos de abuso “nos habían costado mucho dinero”, pagar daños a las víctimas de estos crímenes era “lo correcto”.

El Pontífice también dijo que los obispos, sacerdotes y laicos eran responsables de esta “vergüenza de la Iglesia”.

Mientras tanto, en Ginebra, el arzobispo Tomasi dio su testimonio al frente de la delegación de la Santa Sede que fue convocada ante el Comité de Implementación de la Convención sobre los Derechos del Niño.

La delegación de cinco miembros también incluía al obispo Charles Scicluna de Malta, quien actuó como fiscal del Vaticano en casos de abuso durante diez años.

En su testimonio, el arzobispo Tomasi dijo que el Vaticano no puede ser considerado responsable de las acciones de los sacerdotes en la forma en que lo es un empleador, porque la naturaleza de la relación entre la Iglesia y sus sacerdotes era diferente.

Argumentó que, como resultado, el Estado del Vaticano no podría rendir cuentas por lo que se hace fuera de sus fronteras.

La audiencia de la ONU fue la primera vez que el Vaticano tuvo que rendir cuentas públicamente por su manejo de las denuncias de abuso por parte de sacerdotes en todo el mundo.

En declaraciones posteriores a Radio Vaticano, el obispo Scicluna describió el interrogatorio del comité de la ONU como “agotador”.

Dijo que esperaba que las respuestas de la delegación hubieran brindado respuestas al público.

También reiteró su opinión de que los gobiernos locales son responsables de perseguir las actividades delictivas dentro de su jurisdicción.

Hablando ante el panel de la ONU, el prelado maltés declaró: “La Santa Sede entiende que ciertas cosas deben hacerse de manera diferente”.

Le dijo al comité de la ONU: “No son palabras, tiene que ser un compromiso sobre el terreno, a nivel de las iglesias locales”.

En su declaración preparada para el comité de la ONU, el arzobispo Tomasi dijo que la Santa Sede “ha formulado pautas para facilitar el trabajo de las iglesias locales para desarrollar medidas efectivas dentro de su jurisdicción y de conformidad con la legislación canónica”.

“Al final… esos crímenes nunca pueden justificarse, ya sea que se cometan en el hogar, en las escuelas, en programas comunitarios y deportivos, o en organizaciones y estructuras religiosas”, dijo el arzobispo Tomasi.

La miembro del comité de la ONU, Kirsten Sandberg, criticó los procedimientos del Vaticano como “poco transparentes”, tal vez frustrada por la reiteración de la delegación de su defensa de que la Santa Sede no controla directamente las políticas de las diócesis individuales.

Se espera que el comité de la ONU emita recomendaciones en relación con el cumplimiento por parte del Vaticano de la Convención sobre los Derechos de la Iglesia, de la que es signatario. Sin embargo, el comité de la ONU no tiene poderes de ejecución.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS