NOTICIAS

El Sínodo de Limerick es el momento de ‘Pentecostés’

Hogar > Noticias > El Sínodo de Limerick es el momento de ‘Pentecostés’

El Sínodo de Limerick es el momento de ‘Pentecostés’

Reunión del Sínodo de la Iglesia para la Diócesis de Limerick

Reunión del Sínodo de la Iglesia para la Diócesis de Limerick, Mary Immaculate College, Limerick

El Sínodo Diocesano que tendrá lugar este fin de semana es un momento de “sabiduría destilada” donde la Iglesia en Limerick ve los “frutos de lo que ha estado sucediendo durante el último año y medio en Limerick”, según el obispo Brendan Leahy.

“Es una experiencia maravillosa: un pequeño Pentecostés en Limerick donde vemos una gran madurez en el discernimiento”.

Más de 500 delegados se reunieron ayer al comienzo del fin de semana culminante del Sínodo.

El obispo Leahy dijo que había un “gran sentido de misión y alcance compasivo hacia las personas que podrían haberse sentido heridas por la Iglesia o que no estaban en contacto” a través de las propuestas del sínodo.

“Hay un gran deseo de llegar a estas personas”, dijo a CathlolicIreland.net.

Ha habido veintitrés reuniones sinodales en los últimos dieciocho meses en la diócesis de Limerick. A través de estas reuniones, se han recopilado cien propuestas en el manual del sínodo.

Este fin de semana, los más de 500 delegados debatirán las propuestas y las votarán.

Cada delegado, que representa a una parroquia u otro grupo, tiene la opción de ‘totalmente de acuerdo’, ‘de acuerdo’ o ‘en desacuerdo’ con cada propuesta usando un ‘clicker’.

Ayer por la mañana, por ejemplo, se rechazó la propuesta de tener un registro parroquial donde las personas pudieran elegir registrarse para una parroquia en particular (como sucede en los EE. UU.) en lugar de estar vinculados a la parroquia cercana a donde vives.

Sínodo de Limerick 2El sínodo llega al final de un largo ‘proceso de escucha’.

Cinco mil personas completaron cuestionarios y las respuestas se combinaron para que “ninguna voz se perdiera”.

A diferencia de sínodos anteriores que solo involucraron consultas con clérigos de alto rango o personas muy involucradas en la Iglesia, este sínodo también ha buscado las opiniones de personas fuera de la Iglesia.

Una parroquia, por ejemplo, instaló un puesto en un centro comercial local y distribuyó cuestionarios allí. También se buscó la opinión de los actores de la ciudad y otros, como migrantes, presos y familias.

El obispo Leahy dijo que las propuestas que surjan del sínodo se convertirán en la política de la diócesis. “Se convertirán en la posición de la Iglesia local sobre estos temas”.

El exprofesor de teología en Maynooth, explicó que los detalles de algunas propuestas tendrán que ser trabajados por abogados canónicos, pero otras propuestas pueden ponerse en práctica de inmediato.

“Por ejemplo, la simple sugerencia de que las parroquias deberían ofrecer una taza de té después de la Misa obtuvo un gran apoyo esta mañana”.

Otras propuestas, como las relativas a una red de apoyo familiar, podrían tardar más en ponerse en práctica.

El obispo Leahy espera que dentro de varios meses (por ejemplo, después del verano), sea posible tener una ‘Ceremonia de Promulgación’ que respalde formalmente las propuestas.

Obispo Brendan Leahy

Obispo Brendan Leahy

Él cree que las propuestas tienen un gran peso.

“Esta es la voz de Dios para nosotros en este momento de tiempo. No es solo mi voz. Es una política de la que todos nos sentiremos responsables”, dijo.

El sínodo es el primer sínodo irlandés en cincuenta años y el primero en Limerick en 80 años.

Participan 340 delegados laicos, todo el clero y “observadores” de otras comunidades de fe.

Además de representar parroquias, los delegados representan instituciones educativas, grupos de personas con discapacidad, inmigrantes, nuevas comunidades religiosas, grupos interreligiosos, la comunidad de habla irlandesa, grupos cívicos, de salud y deportivos.

Sus temas incluyen: comunidad y sentido de pertenencia, involucrando a los marginados; familia y apoyo familiar; y jóvenes.

Según una delegada, Rose O’Connor, el viaje del sínodo durante los últimos dieciocho meses ha traído “una sensación de vitalidad en la Iglesia de Limerick”.

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS