El Papa ganará estolas que simbolizan el destino de los cristianos en el

OFICINA CENTRAL, 06 Mar. 21/01:00 pm (ACI).- En su visita a la iglesia de Al-Tahira el domingo 7 de marzo en Qaraqosh, el papa Francisco recibirá 2 estolas que simbolizan el padecimiento de los cristianos durante el periodo en que vive su nórdica ciudad de Irak fue ocupado por los terroristas del Estado Islámico. El padre Yako Ammar, párroco de Al-Tahira explicó a Ayuda a la Iglesia Necesitada, una organización beneficiosa católica que apoyó la restauración de la iglesia, el simbolismo de las estolas.

Entre las estolas está totalmente hecha a mano con tela tejida por el artesano local Khaya Bakter en negro y morado, los colores tradicionales de Qaraqosh.

A Gorjia Kapo, madre de 2 hijos y una hija, se le confió la labor de bordar y personalizar la estola. Su familia ha vivido en Qaraqosh durante muchas generaciones, pero en 2014 tuvieron que huir a raíz del Estado Islámico. Ahora ella y su familia han regresado y eligieron quedarse para reconstruir la localidad y retomar sus tradiciones. Uno de los hijos de Gorjia decidió hacerse sacerdote y fue ordenado hace un año.

“En un lado de la estola está el Padrenuestro en nuestro idioma, el siríaco, que procede del arameo, la lengua original de Jesús. Al otro lado está el Ave María”, afirma el padre Ammar, quien diseñó la estola.

“Las cruces en ambos extremos de la estola son las cruces de la iglesia de Al-Tahira, las mismas cruces en la iglesia que fueron destruidas por el Estado Islámico a lo largo de la ocupación. Estas cruces son ahora el símbolo de una nueva vida. Como la estola es un adorno muy simbólico para nosotros los curas, Gorjia también incluyó pan y vino en los bordados, los símbolos del misterio eucarístico”, enseña el padre Ammar.

El sacerdote iraquí encargó dos estolas para obsequiar al Beato Padre en Qaraqosh: una efectuada por Gorjia, como símbolo de los cristianos que eligieron quedarse en Qaraqosh a pesar de las dificultades, y otra efectuada por Iman Qasab, cristiano de Qaraqosh que tuvieron que dejar sus raíces y cultura y emigrar a Canadá a lo largo de la ocupación terrorista. Esta última estola está decorada con una palmera, símbolo de Irak, que también hace aparición en el logotipo de la visita del Papa.

Los dos destinos, los que se quedaron pese a muchas dificultades y los que debieron dejar sus viviendas, forman parte de esta localidad, y ambos géneros de sufrimiento van a ser representados en el presente al Papa Francisco.

Compruebe asimismo: