El papa Francisco dice que espera que el cardenal Becciu sea inocente de los cargos en el juicio financiero del Vaticano

El Papa Francisco es entrevistado por Carlos Herrera, periodista de la emisora ​​COPE. / AFRONTAR.

Ciudad del Vaticano, 1 de septiembre de 2021 / 03:30 am (CNA).

El papa Francisco se refirió a los escándalos financieros del Vaticano en una entrevista radial que se transmitió el miércoles y dijo que esperaba que el cardenal Angelo Becciu sea inocente de los cargos en su contra.

“Espero con todo mi corazón que sea inocente. Además, fue colaborador mío y me ayudó mucho. Es una persona a la que tengo un cierto aprecio como persona, es decir que mi deseo es que le salga bien. … En cualquier caso, la justicia decidirá”, dijo el Papa a Carlos Herrera, periodista de la estación de radio COPE de España.

Becciu es uno de los 10 acusados ​​en el juicio más grande del Vaticano por delitos financieros en la era moderna, luego de que el Papa cambiara las normas para permitir que los cardenales sean juzgados por jueces legos. Becciu está acusado de malversación de fondos y abuso de poder, pero niega con vehemencia cualquier irregularidad.

En la entrevista de 90 minutos, la primera desde que se sometió a una cirugía de colon, el Papa Francisco habló sobre las recientes restricciones a la misa tradicional en latín, la retirada de las fuerzas estadounidenses de Afganistán, el acuerdo entre el Vaticano y China, la eutanasia y el aborto.

“No le tengo miedo a la transparencia ni a la verdad. A veces duele, y mucho, pero la verdad es lo que nos hace libres”, dijo el Papa cuando se le preguntó sobre la corrupción en el Vaticano.

“Esperemos que estos pasos que estamos dando en la justicia del Vaticano ayuden a que estos hechos sucedan cada vez menos… Sí, usó la palabra corrupción y, en este caso, obviamente, al menos a primera vista, parece que hay corrupción. ,” él dijo.

AFRONTAR.

El Papa también abordó el abuso sexual clerical y cuestionó por qué los gobiernos no estaban haciendo mayores esfuerzos para eliminar la pornografía infantil.

“Abusar de un niño para filmar un acto de pornografía infantil es demoníaco. No se puede explicar sin la presencia del diablo”, dijo el Papa.

“A veces me pregunto cómo ciertos gobiernos permiten la producción de pornografía infantil. Que no digan que no saben. Hoy en día, con los servicios de inteligencia, se sabe todo”, dijo.

“Un gobierno sabe quién en su país produce pornografía infantil. Para mí, esta es una de las cosas más monstruosas que he visto”.

El Papa Francisco también elogió al Cardenal Seán O’Malley de Boston por su trabajo en el establecimiento de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores.

“Me gustaría rendir homenaje a un hombre que comenzó a hablar de esto con valentía, a pesar de que era una espina en el costado de la organización, mucho antes de que se creara la organización sobre este tema, y ​​ese es el cardenal O’Malley. A él le tocó resolver el asunto en Boston y no fue fácil”.

Restricciones a la Misa Tradicional en Latín

El Papa Francisco describió la publicación de Sumo Pontíficeuna carta apostólica de 2007 que levanta las restricciones a la celebración de la Misa según el Misal de 1962, como “una de las cosas pastorales más hermosas y humanas de Benedicto XVI, que es un hombre de humanidad exquisita”.

Explicando por qué emitió el motu proprio custodios tradicionales en julio frenando las celebraciones de la Misa Tradicional en Latín, dijo: “Luego se estudió el tema y en base a eso, la preocupación que más apareció fue que algo que se hacía para ayudar pastoralmente a quienes han vivido una experiencia anterior se estaba transformando en ideología. … Así que tuvimos que reaccionar con normas claras”.

Continuó: “Porque parecía estar de moda en algunos lugares que los sacerdotes jóvenes dijeran ‘ay, no, yo quiero…’ y tal vez no saben latín, no saben lo que significa”, dijo.

Francis dijo que vio la necesidad de que el cuidado pastoral se tomara con “algunos buenos límites”.

“Por ejemplo, que la proclamación de la Palabra sea en un idioma que todos entiendan; de lo contrario sería como reírse de la Palabra de Dios. Cosas Pequeñas. Pero sí, el límite es muy claro”, dijo.

Retirada de Afganistán

Cuando se le preguntó sobre la retirada de Estados Unidos y sus aliados de Afganistán, el Papa dijo que “no se tomaron en cuenta todas las eventualidades”.

El papa Francisco dijo que le conmovió algo que dijo la canciller alemana Angela Merkel sobre el tema en Moscú el 20 de agosto, pero su cita parafraseada era en realidad de palabras pronunciadas por el presidente ruso Vladimir Putin, según AP.

“Es necesario detener la política irresponsable de imponer sus propios valores a los demás y los intentos de construir la democracia en otros países sobre la base de modelos externos sin tener en cuenta las cuestiones históricas, étnicas y religiosas e ignorando por completo las tradiciones de otras personas”, dijo Francisco.

“Conciso y concluyente. Creo que esto dice mucho; y cada uno puede interpretarlo como quiera. Pero allí sentí una sabiduría al escuchar a esta mujer decir esto”.

El Papa también dijo que la Secretaría de Estado del Vaticano estaba ayudando, o al menos ofreciendo ayuda, con la situación en Afganistán.

“[Vatican Secretary of State] El cardenal Parolin es realmente el mejor diplomático que he conocido”, agregó el Papa.

El acuerdo Vaticano-China

Hablando del acuerdo provisional entre la Santa Sede y China, firmado por primera vez en 2018 y renovado en 2020, el Papa dijo: “China no es fácil, pero estoy convencido de que no debemos abandonar el diálogo. Te pueden engañar en el diálogo, te puedes equivocar, todo eso… pero es el camino. La mente cerrada nunca es el camino”.

Continuó: “Lo que se ha logrado hasta ahora en China fue al menos el diálogo… algunas cosas concretas como el nombramiento de nuevos obispos, lentamente… Pero estos también son pasos que pueden ser cuestionables y los resultados de un lado o del otro”.

El Papa agregó que el Cardenal Agostino Casaroli, Secretario de Estado del Vaticano durante los primeros 10 años del pontificado de Juan Pablo II, fue un modelo de la diplomacia del Vaticano y elogió su libro, “El martirio de la paciencia”.

“Hoy, de alguna manera tenemos que seguir estos caminos de diálogo paso a paso en las situaciones más conflictivas. Mi experiencia en el diálogo con el Islam, por ejemplo, con el Gran Imán Al-Tayyeb fue muy positiva en esto, y le estoy muy agradecido”, dijo, refiriéndose al Gran Imán de al-Azhar en Egipto, con quien el El Papa firmó una declaración sobre la fraternidad humana en 2019.

Eutanasia y aborto

En la entrevista, el Papa también defendió enérgicamente la oposición de la Iglesia a la eutanasia y al aborto.

“Vivimos en una cultura del descarte. Lo que no sirve se desecha. Los viejos son material descartable: son un estorbo. No todos, pero en el inconsciente colectivo de la cultura del descarte, los viejos… los más terminales también; los hijos no deseados también, y se envían al remitente antes de que nazcan”, comentó.

“Lo que pide la Iglesia es ayudar a las personas a morir con dignidad. Esto siempre se ha hecho”, dijo.

“Y con respecto al caso del aborto… digo esto: cualquier manual de embriología que se le da a un estudiante de medicina en la facultad de medicina dice que a la tercera semana de la concepción, a veces antes de que la madre se dé cuenta [that she is pregnant], todos los órganos del embrión ya están perfilados, incluso el ADN. es una vida Una vida humana. Algunos dicen: ‘No es una persona’. Es una vida humana”.

El Papa entonces planteó una pregunta: “¿Es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema, es justo eliminar una vida humana para resolver un problema?”

Demonios educados

Cuando se le preguntó sobre el diablo, un tema que el Papa ha abordado a menudo desde su elección en 2013, el Papa destacó el peligro de lo que llamó “diablos educados”.

“El diablo corre por todas partes, pero yo tengo más miedo de los demonios educados. Los que tocan el timbre de tu puerta, los que te piden permiso, los que entran a tu casa, los que hacen amigos”, dijo Francisco.

“¿Pero Jesús nunca habló de eso? Sí, lo hizo… cuando dice esto: cuando el espíritu inmundo sale de un hombre, cuando alguien se convierte o cambia de vida, va y se pone a caminar, en lugares áridos, se aburre, y después de un tiempo dice ‘Voy a volver a ver cómo está’, y ve la casa toda ordenada, toda cambiada. Luego busca a siete personas peores que él y entra con otra actitud”, dijo.

“Por eso digo que los peores son los diablos educados, los que tocan el timbre. La ingenuidad de esta persona lo deja entrar y el final de ese hombre es peor que el principio, dice el Señor. Temo a los demonios educados. Son los peores, y uno se deja engañar mucho.

no ver la televisión

El Papa Francisco también contó la historia detrás de por qué no ha visto mucha televisión en los últimos 30 años.

“Hice una promesa el 16 de julio de 1990. Sentí que el Señor me pedía que lo hiciera, porque estábamos en comunidad viendo algo que terminó siendo de mal gusto, desagradable, malo. Me sentí mal”, dijo.

“Era la noche del 15 de julio. Y al día siguiente, en oración, le prometí al Señor que no lo vería”.

El Papa agregó que todavía sintoniza eventos importantes, como cuando un presidente asume el cargo o cuando hay un accidente aéreo.

“Pero no soy adicto a eso”, dijo.

Su reciente cirugía de colon.

El Papa Francisco dijo que la vida había vuelto a la normalidad desde que se sometió a una cirugía de colon el 4 de julio que lo obligó a permanecer hospitalizado durante 11 días.

“Es la segunda vez en mi vida que una enfermera me salva la vida”, dijo el Papa.

“Él me salvó la vida. Me dijo: ‘Tienes que operarte’. Hubo otras opiniones: ‘Mejor con antibióticos…’ pero la enfermera me lo explicó muy bien. Es un enfermero de aquí, de nuestro servicio de salud, del hospital del Vaticano. Lleva aquí treinta años, es un hombre con mucha experiencia”, dijo.

Los medios italianos identificaron al enfermero como Massimiliano Strappetti, quien ha trabajado en el Vaticano desde 2002, luego de ocho años sirviendo en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Gemelli de Roma.

El Papa explicó que su cirugía había sido programada previamente y que ha estado comiendo regularmente después de algunas semanas de recuperación.

“Ahora puedo comer de todo, lo que antes no era posible con los divertículos. Puedo comer de todo. Todavía tengo los medicamentos postoperatorios, porque el cerebro tiene que registrar que tiene 33 centímetros. [12 inches] menos intestino.”

El Papa también se refirió a los rumores recientes sobre su renuncia y dijo que no tenía idea de los rumores hasta que alguien se lo dijo.

“Aquí solo leo un periódico por la mañana, el periódico de Roma… Lo leo rápido y ya está… Y sí recibo el informe sobre algunas de las noticias del día, pero me enteré mucho después, unos días después. , que había algo en mi renuncia”, dijo.

“Cada vez que un Papa está enfermo, siempre hay una brisa, o un huracán, de cónclave”.