El Papa en la Fiesta de Todos los Santos: Bienaventuranzas,

El Papa en la Fiesta de Todos los Santos: Bienaventuranzas,

El Papa en la Fiesta de Todos y cada uno de los Santurrones: Bienaventuranzas, camino de santidad

Papa Francisco en el Ángelus

“La solemnidad de el día de hoy, que celebra Todos y cada uno de los Beatos, nos recuerda la vocación personal y universal a la santidad, y nos proporciona modelos seguros para este camino, que cada uno recorre de forma única e irreproducible, según la ‘fantasía’ del Espíritu Santurrón . Basta pensar en la inagotable variedad de dones e historias específicas que existen entre los santos, a quienes la Iglesia ha reconocido a lo largo de los siglos y que ofrece continuamente como testigos del único Evangelio”, dijo el Papa en el Ángelus de este domingo.

Raimundo de Lima – Vatican NewsEscucha con la voz del Papa Francisco y comparte

“En esta solemne celebración de Todos y cada uno de los Santurrones, la Iglesia nos sugiere ir a pensar sobre la enorme esperanza, la enorme promesa que se funda en la resurrección de Cristo: Cristo ha resucitado y asimismo nosotros vamos a estar con él, vamos a estar con él. Los Beatos y Santos son los presentes mucho más creíbles de la promesa cristiana, por el hecho de que la han vivido totalmente en su historia, en la mitad de las alegrías y de los sufrimientos, poniendo en práctica la bienaventuranzas que Jesús predicó y que resuenan el día de hoy en la liturgia (cf. Mt 5,1-12a).

De esta manera lo ha dicho el Papa en el rezo del Ángelus del mediodía de este domingo 1 de noviembre, fiesta de Todos y cada uno de los Santos, dirigiéndose a los fieles y peregrinos reunidos en la plaza de San Pedro para la oración mariana con el Santurrón Padre.

“Bienaventurados los que lloran, por el hecho de que ellos van a ser consolados”

De hecho, las bienaventuranzas evangélicas son el camino hacia la santidad, dijo Francisco, entonces deteniéndose en 2 bienaventuranzas, la segunda y la tercera.

La segunda es esta: “Bienaventurados los que lloran, porque ellos van a ser consolados”. El Pontífice explicó:

“Semejan expresiones contradictorias, porque el llanto no es señal de alegría y felicidad. Los motivos del llanto y del padecimiento son la desaparición, la enfermedad, la adversidad moral, el pecado y los errores: sencillamente la vida diaria, frágil, enclenque y marcada por las adversidades. Una vida que en ocasiones es herida y pasa por el calvario de la ingratitud y la incomprensión”.

“Jesús – prosiguió el Papa – proclama bienaventurados a los que lloran por estas realidades y, a pesar de todo, confían en el Señor y se ponen bajo su sombra. No son indiferentes, ni endurecen el corazón en el mal, sino que esperan pacientemente el consuelo de Dios. Y este consuelo ya se experimenta en esta vida”.

“Bienaventurados los mansos, pues ellos heredarán la tierra”

LEER TAMBIÉN11/1/2020

En la tercera Bienaventuranza Jesús afirma: “Bienaventurados los mansos, por el hecho de que ellos heredarán la tierra”. ¡Hermanos y hermanas, mansedumbre! Aquí, también, Francisco explicó:

“La mansedumbre es característica de Jesús, que dice de sí: “Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón” (Mt 11,29). Manso es el que sabe dominarse a sí mismo, el que da espacio a el resto, el que escucha y respeta su modo de vida, sus pretensiones y sus demandas. No quieren subyugarlo ni disminuirlo, no quieren prevalecer y dominarlo todo, ni imponer sus ideas y también intereses en menoscabo de los demás”.

“Estas personas a las que la mentalidad mundana no valora –prosiguió el Pontífice– son, por contra, preciosas a los ojos de Dios, que les da en herencia la tierra prometida, esto es, la vida eterna. Esta bienaventuranza también comienza aquí abajo y se cumplirá en Cristo”. pasaje del alegato del Papa en el Ángelus

“Pero la mansedumbre… En este momento de la vida, incluso a nivel mundial, donde hay tanta agresión y también en la vida cotidiana, la primera cosa que nos sale es la agresión, la defensa. Necesitamos mansedumbre para seguir en el sendero de la santidad. Oír, respetar, no atacar: mansedumbre”.

Todos y cada uno de los Beatos: El llamado personal y universal a la santidad

LEER TAMBIÉN11/1/2020

Francisco resaltó que “escoger la pureza, la mansedumbre y la misericordia; elige encomendarte al Señor en la pobreza de espíritu y en la aflicción; pelear por la justicia y la paz, todo eso significa proceder a contrapelo de la mentalidad de este planeta, de la cultura de la posesión, de la diversión sin ningún sentido, de la insolencia hacia los más enclenques. Este camino evangélico fue seguido por los santos y los beatos”. Dicho esto, el Santo Padre añadió:

“La solemnidad de el día de hoy, que celebra Todos y cada uno de los Santurrones, nos recuerda la vocación personal y universal a la santidad, y nos da modelos seguros para este sendero, que cada uno de ellos recorre de manera única e irrepetible. Basta pensar en la inagotable variedad de dones e historias específicas que existen entre los santurrones y las santas: no son lo mismo, cada uno de ellos tiene su propia personalidad y ha creado su historia en santidad según su propia personalidad y cada uno de nosotros puede haz eso, sigue por este sendero: mansedumbre, mansedumbre por favor y paseemos hacia la santidad”.

Concluyendo el alegato que precedió a la oración mariana, el Papa subrayó que “esta inmensa familia de fieles discípulos de Cristo tiene una Madre, la Virgen María. La veneramos con el título de Reina de todos los Santos, pero más que nada es Madre, que enseña a cada uno a acoger y continuar a su Hijo. Que ella nos asista a alimentar el deseo de santidad, recorriendo el sendero de las Bienaventuranzas.

Como esto:

Como Cargando…

Entrada archivada bajo: Beato Padre. Etiquetas: Solemnidad de Todos los Santos y Beatos.

Esperamos que le gustara nuestro articulo El Papa en la Fiesta de Todos los Santos: Bienaventuranzas,
y todo lo relaciona a Dios , al Santo , nuestra iglesia para el Cristiano y Catolico .
Cosas interesantes de saber el significado : Dios