NOTICIAS

El Papa condena la indiferencia hacia los cristianos del Medio Oriente

Hogar > Noticias > El Papa condena la indiferencia hacia los cristianos del Medio Oriente

El Papa condena la indiferencia hacia los cristianos del Medio Oriente

El Papa Francisco y el Cardenal Pietro Parolin

El Papa Francisco y el Cardenal Pietro Parolin

El papa Francisco y el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, dijeron el lunes a un consistorio de cardenales que la defensa de los cristianos en el Medio Oriente es una cuestión clave de los derechos humanos.

El Papa convocó al consistorio en el Vaticano para una reunión que originalmente estaba programada para continuar con las causas de los santos y la canonización del nativo de Goa y evangelizador de Sri Lanka, el Beato Joseph Vaz, el 14 de enero de 2015 durante la visita del Papa a Sri. lanka.

Sin embargo, el Pontífice amplió la agenda de la reunión para incluir una discusión sobre la crisis actual en el Medio Oriente.

En declaraciones a los cardenales reunidos en la apertura de la sesión, el Papa Francisco denunció el “espíritu de indiferencia” que parece dominar, haciendo que el sacrificio de la persona humana a otros intereses sea algo natural.

“Esta situación injusta”, dijo, “requiere una respuesta adecuada de la comunidad internacional, así como y además de nuestra oración constante”.

Concluyó diciendo: “Estoy seguro de que, con la ayuda del Señor, surgirán reflexiones y sugerencias verdaderamente valiosas, para ayudar a nuestros hermanos y hermanas que sufren, y también para afrontar el drama de la reducción de la vida cristiana. presencia en la tierra donde Él nació y desde donde se difundió el cristianismo”.

Entre los participantes estaban los Patriarcas de las Iglesias Católicas Orientales presentes en el Medio Oriente.

En un discurso vespertino ante el consistorio, el cardenal Parolin instó a la comunidad internacional a tomar medidas “para prevenir posibles nuevos genocidios” en Oriente Medio.

Dijo que la desaparición de la presencia cristiana en la región sería una “tragedia histórica”, particularmente porque los miembros de la minoría cristiana habían contribuido a la paz, la reconciliación y el desarrollo en la región.

“Principios fundamentales, como el valor de la vida, la dignidad humana, la libertad religiosa y la coexistencia pacífica entre pueblos e individuos están en juego” en las luchas actuales en el Medio Oriente, dijo el cardenal Parolin.

Hizo un llamado a la acción para resolver la disputa de larga data entre israelíes y palestinos, y detener el derramamiento de sangre actual en Siria e Irak.

Sobre la amenaza que representa el Estado Islámico, el cardenal Parolin subrayó que “es lícito detener al agresor injusto” pero “siempre de manera compatible con el derecho internacional”.

El secretario de Estado vaticano dijo que debe quedar claro que la acción militar por sí sola no dará una solución real al problema y destacó el comercio ilegal de petróleo y el suministro de armas y tecnología.

El Cardenal Parolin repitió la denuncia del Papa Francisco sobre el comercio de armas diciendo: “En un momento de particular gravedad, dado el creciente número de víctimas causadas por los conflictos que asolan Oriente Medio, la comunidad internacional no puede cerrar los ojos ante esta cuestión, que tiene profundas relevancia ética”.

El papel de la Iglesia, de los cristianos y del cristianismo, en el complejo entorno social y cultural del Medio Oriente, y especialmente en las naciones de mayoría musulmana, debe ser un punto focal importante, sugirió.

Hablando del contexto en el que los cristianos en el Medio Oriente viven sus vidas, dijo: “[There is a] falta de separación entre religión y Estado, entre la esfera religiosa y la esfera civil, un vínculo que dificulta la vida de las minorías no musulmanas y, en particular, de la minoría cristiana. Sería importante, por lo tanto, contribuir a los esfuerzos para fomentar la noción de la distinción de estas dos esferas en el mundo musulmán”.

El cardenal Parolin prosiguió llamando a la comunidad internacional a no permanecer inerte o indiferente ante la situación actual.

“En el caso específico de las violaciones y abusos cometidos por el llamado Estado Islámico, la comunidad internacional, a través de las Naciones Unidas y las estructuras que existen para [addressing] emergencias similares, deben actuar para prevenir posibles nuevos genocidios y ayudar a los numerosos refugiados”.

El cardenal Parolin continuó explicando: “La defensa de los cristianos y de todas las demás minorías religiosas o étnicas debe situarse en el contexto de la defensa de la persona y del respeto de los derechos humanos, en particular de la libertad religiosa y la la libertad de conciencia.”

“En todo caso, se hace evidente la necesidad de promover y desarrollar el concepto de ciudadanía, como referente de la vida social, garantizando los derechos de las minorías a través de instrumentos jurídicos adecuados”.

El cardenal dijo que los cristianos de todo el mundo tienen el deber de “sostener a nuestros hermanos y hermanas en Cristo con la oración y con todos los medios posibles”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS