“El Espíritu Santo no desciende donde no hay amor, fe y

En este sexto día de la Novena de Pentecostés, el Santuario del Divino Espírito Beato, en Vila Velha (ES), estuvo en comunión con toda la Iglesia para la fiesta de la Visitación de Nuestra Señora. El subtema elegido fue precisamente un fragmento del Evangelio de el día de hoy: “Isabel fue llena del Espíritu Santo”. Fray Clarence Neotti, Vicario Parroquial, encabezó el sexto día de la Novena.

La oración de este día estuvo apuntada a los que están cerca de Dios: amigos, populares y familiares difuntos. Incluyendo los religiosos que pasaron por esta Parroquia del Rosario. En el momento del devocional, al comienzo de la celebración, se traían los nombres de los finados. Estas pretenciones fueron dejadas por escrito a lo largo de los días anteriores a este sexto día de la Novena. A lo largo de la celebración, pequeños disfrazados de ángeles entregaron estas intenciones al presidente a fin de que las colocara en el altar. En las manos de estos niños había rosas blancas y uno llevaba la sexta vela de la novena.

La Liturgia de la Palabra habló de aliento: “No temas, Sión. No les dejéis llevar por el desánimo» (Sf 3, 16). Cerca del Salmo, la reunión recobró su fuerza en Dios: “Hete aquí el Dios salvador, confío y nada temo. Él es mi fuerza, alegría y salvación”. El santurrón Evangelio cuenta la visita de María a Isabel (Lc 1, 39-56): “E Isabel quedó llena del Espíritu Beato”.

En su homilía, Fray Clarence dijo que Isabel significa la plenitud de Dios. “Donde hay fe, el Espíritu Beato está presente. Donde hay plenitud, el Espíritu Santurrón puede morar”. Fray Clarence resaltó en Isabel las tres virtudes teologales: la fe, la promesa y la caridad. “Él (el Espíritu Beato) no puede aterrizar donde no hay amor, fe y esperanza”. Isabel se llenó del Espíritu Santurrón pues pudo cultivar estas tres virtudes hermosas. La caridad, más especial, se manifestó en la vida de esta mujer cuando su hijo, concebido en la vejez, se hizo víctima en el aviso del Cordero de Dios, comentó el gobernante.

“Con estas 2 intercesoras, María e Isabel… Señor, aumenta mi fe, asegura mi promesa, multiplica mi amor y mi caridad a fin de que yo, como María e Isabel, sea llena del Espíritu Santurrón”, añadió el celebrante.

Como oración, la red social reunida cantó la letanía de Nuestra Señora: “Madre de Dios, a ti clamamos”. En la oración eucarística, en el instante del recuerdo de los finados, fray Clarence dijo que “en la fe católica, los finados continúan siendo parte de nuestra comunidad en la comunión de los santos”, recordando de esta manera todas y cada una de las intenciones de los difuntos presentadas en el comienzo de la celebración. Mencionó a todos y cada uno de los frailes que han trabajado en la Parroquia, entre ellos Fr. Marcio de Araujo Terra, fallecido anteayer. Para acompañar esta oración, el sonido de la ‘marcha fúnebre’ de una trompeta. Instante de profunda comunión de la Iglesia terrena con la Iglesia celestial.

Después de todo el ritual eucarístico, fray Clarence también recibió su obsequio de parte de la red social, en agradecimiento por conducir este día de la novena. Tras la celebración, en el estacionamiento del Santuario, hubo un pequeño espectáculo a cargo de Fray Florival Mariano de Toledo. Acompañado de buenos músicos, cantó desde MPB hasta cantos religiosos, mientras los feligreses degustaban comidas habituales.

Rosario Parroquial Pascom