Decimoséptimo Domingo del Tiempo Ordinario – Mateo 13,

Decimoséptimo Domingo del Tiempo Ordinario – Mateo 13,

Decimoséptimo Domingo del Tiempo Ordinario – San Mateo 13, 44-52 – 26 de julio de 2020

44. “El Reino de los Cielos es como un tesoro escondido en un campo. Un hombre lo encuentra pero lo esconde nuevamente. Y lleno de alegría, va y vende todo cuanto tiene para comprar ese campo. 45. El Reino de los Cielos es como un mercader que busca perlas preciosas.* 46. Al localizar una de enorme valor, va, vende todo cuanto tiene y la adquisición. 47. El Reino de los Cielos es como una red que, echada en el mar, recopila peces de todas y cada una clases. 48. Cuando está lleno, los pescadores lo tiran a la playa, se sientan y separan lo que es bueno en canastas y tiran lo que no es bueno. 49. De esta forma va a ser en el fin del mundo: van a venir los ángeles a separar a los impíos de en la mitad de los justos 50. y los echarán en el horno, donde será el llanto y el crujir de dientes. 51. ¿Has entendido todo lo mencionado? “Sí, Señor”, respondieron. 52. Por consiguiente, todo escriba instruido en las cosas del Reino de los Cielos es comparado a un hombre de familia que toma de su tesoro cosas nuevas y viejas.” Fuente – Biblia Católica Online

“Nos reunimos como hijos y también hijas de Dios para alimentarnos de la verdadera sabiduría que brota de su Palabra. Convidados a efectuar el proyecto de salvación que el Señor tiene para nosotros, procuremos en esta Eucaristía festejar y compartir los bienes de su Reino, que llenan de sentido y alegría nuestra vida”. (Liturgia diaria)

El Padre Paulo Bazaglia lo dijo de esta forma: Tres de las siete parábolas que Jesús cuenta en el capítulo 13 de Mateo están en el artículo del Evangelio proclamado el día de hoy. Son parábolas que charlan del Reino de Dios y de las transformaciones que genera”.

El Papa Francisco explicó: “Las breves semejanzas propuestas por la liturgia de hoy son la conclusión del capítulo del Evangelio de Mateo, destinado a la Parábolas del Reino de Dios (13, 44-52). Entre ellas se encuentran 2 pequeñas obras maestras: las parábolas del tesoro escondido en el campo y la perla de gran precio. Nos comentan que el hallazgo del Reino de Dios puede suceder de repente, en cuanto al campesino que arando, encuentra un tesoro inesperado; o entonces tras una extendida búsqueda, en cuanto al comerciante de perlas, que por fin halla la perla de valor incalculable y extensamente deseada!” (27 de julio de 2014)

El padre Alirio J. Pedrini lo decía de esta manera: “El vendedor de perlas busca perlas hermosas para obtener. Todo humano busca la perla hermosa de la felicidad, la realización plena, el bien supremo. Esta perla preciosa está solo en Dios. Solo el Dios vivo y verdadero puede completar el enorme vacío en el corazón humano. Solo Dios puede producir la felicidad completa, la realización completa, el bien supremo. Todo corazón humano busca esa perla preciosa”.

“Es necesario invertir sin temor en el Reino de los Cielos. El evangelio de hoy concluye la enseñanza de Jesús ministrada por medio de parábolas. Las tres parábolas – tesoro, perla, red – consisten en comparaciones con el Reino de los Cielos. Los dos primeros destacan la alegría de conocer el Reino y la justicia de Dios. Para ese Reino, todo esfuerzo es válido. La última parábola trata, de nuevo, de la presencia del bien y del mal en la red social y la sociedad. Es importante hacer la decisión adecuada, según la acción de Jesús”. (Liturgia día tras día)

Conclusión:

El padre Guido Mottinelli mencionó que “en el Antiguo Testamento destacamos la figura de Salomón, quien solicitó a Dios el don de la sabiduría para gobernar, con justicia, al pueblo bajo su cuidado. Necesitamos regentar sabiamente los dones gratuitos que Dios nos ofrece, especialmente la inteligencia, la voluntad y la independencia. Son los tesoros que están dentro de nosotros y que debemos usar cada día, movidos por la caridad fraterna y la obligación moral de sentirnos útiles a nuestros hermanos y hermanas. Lo conseguimos gratis, así que asimismo lo obsequiamos gratis”.

Oración: (Del Papa Francisco)

“Queridos hermanos y hermanas, se trasluce la alegría de haber encontrado el tesoro del Reino de Dios, se aprecia. El cristiano no puede mantener esconde su fe, por el hecho de que reluce en cada palabra, en todos y cada ademán, aun en las cosas más fáciles y diarias: reluce en el amor que Dios nos dió mediante Jesús. Por intercesión de la Virgen María, oremos para que su Reino de amor, justicia y paz llegue a nosotros y al mundo entero”.

Jane Amábile – Con. Divino Espíritu Santurrón

Como esto:

Como Cargando…

Entrada archivada bajo: Reflejo de la Palabra. Etiquetas: Decimoséptimo Domingo del Tiempo Ordinario.

Esperamos que le gustara nuestro articulo Decimoséptimo Domingo del Tiempo Ordinario – Mateo 13,
y todo lo relaciona a Dios , al Santo , nuestra iglesia para el Cristiano y Catolico .
Cosas interesantes de saber el significado : Dios