Decimoséptimo Domingo del Tiempo Ordinario – El Padre Nuestro – S.

Decimoséptimo Domingo del Tiempo Ordinario – El Padre Nuestro – S.

Decimoséptimo Domingo del Tiempo Ordinario – El Padre Nuestro – San Lucas 11, 1-13 – 28 de julio de 2019

Padre Nuestro

(© Biblioteca Apostólica Vaticana)

“1.Un día, en determinado lugar, Jesús se encontraba orando.

Terminando la oración, uno de sus discípulos le dijo: “Señor, enséñanos a orar, como asimismo Juan enseñó a sus discípulos”.

2.

Entonces les dijo: “Cuando oréis, decid: Padre, santificado sea tu nombre; Venga tu Reino;* 3.

danos hoy el pan necesario para nuestro sustento; 4.

Perdónanos nuestros errores, pues también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación.” 5.

Luego prosiguió: “Si alguno de nosotros tiene un amigo y va a él a medianoche, y le dice: Amigo, préstame tres panes, 6.

por el hecho de que un amigo mío acaba de llegar a mi casa, de un viaje , y no tengo nada que ofrecerte; 7.

Y si responde desde adentro: No me incordies; la puerta ahora está cerrada, mis hijos y yo nos encontramos en la cama; No puedo levantarme para ofrecerte el pan; 8 Les digo que si no se levanta y le da los panes porque es su amigo, indudablemente por su importunidad se va a levantar y le va a dar cuantos panes necesite.

9.Y yo os digo, pedid, y se les dará; Busca y encontraras; llamad, y se les va a abrir.

10.

Por el hecho de que todo el que solicita recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre.

11.

Si un hijo pide pan, ¿qué padre de vosotros le dará una piedra? Si le pide un pescado, ¿le va a dar una serpiente? 12.

¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? 13.

Ya que si nosotros, siendo pésimos, sabéis ofrecer cosas buenas a nuestros hijos, ¡cuánto más tu Padre celestial va a dar el Espíritu Santo a los que se lo pidan! (= Mt 12,22-45 = Mc 3,22-27)” Fuente – Biblia Católica En línea

“En la Eucaristía descubrimos la cara amoroso de Dios nuestro Padre, siempre dispuesto a acogernos y asistirnos.

Nos reúne como hijos y también hijas para la oración, la escucha de la Palabra y el comunicar el Pan.

Celebremos el Secreto Pascual de Jesús, que nos trajo la Resurrección y es el Maestro que nos enseña a orar con seguridad y perseverancia”.

(Liturgia diaria)

El Papa Francisco dijo que los Apóstoles “vieron a Jesús orando y quisieron estudiar a orar: “Señor, enséñanos a rezar”.

Y Jesús no se negó, no tuvo celos de su intimidad con el Padre, por el hecho de que vino exactamente a introducirnos en esta relación con el Padre.

Y así se transforma en maestro de oración de sus acólitos, como ciertamente quiere serlo para todos nosotros.

También nosotros debemos decir: “Señor, enséñame a rezar.

Enseñame”.

(5 de diciembre de 2018)

“Al dirigirse a Dios, llamándolo Padre que está en los cielos, indica asimismo, con sus primeras expresiones de vida novedosa, que ha renunciado a su padre terrenal y carnal, que reconoce al Padre que empezó a tener en los cielos.

El Señor también enseñó que no debemos llamar a nadie ‘padre’ en la tierra, por el hecho de que solo hay un Padre en el cielo para nosotros”.

(San Cipriano)

“La actitud orante de Jesús anima a los acólitos a pedirle que les enseñe a rezar.

El Profesor les enseña la oración por excelencia, la oración de los hijos e hijas de Dios, el Padre Nuestro.

Asimismo les afirma que perseveren en la oración.

La oración honesta logra conmover el corazón del Padre celestial, como hemos visto en la primera lectura.

Siguiendo el ejemplo de los discípulos, le solicitamos a Jesús: “Enséñanos a rezar”, pues no en todos los casos sabemos rezar bien y gratamente a Dios”.

(Liturgia día tras día)

“Orad sin adornos.

Sin expresiones desarrolladas ni oraciones cuidadosamente escogidas.

¡Con lo que Jesús nos enseña, parece que el Padre celestial desprecia estos adornos! Lo que le importa es la sinceridad de corazón.

La oración genuina es el Padrenuestro, porque toca los puntos esenciales de nuestra fe cristiana”.

(Día a Día – Ed.

Paulus)

El Padre Paulo Bazaglia dijo: “Rezar como Jesús es estar en armonía y también intimidad con Dios, para loar, agradecer y implorar.

Significa confiar totalmente en Dios y presentarle nuestras pretensiones y retos de la misión.

Sino pues a veces semeja no respondernos, aunque Jesús nos asegura: “Pedid y se les dará”.

Al educar al acólito a rezar como Él oró, con las expresiones del “Padre Nuestro”, Jesús asimismo llamó a accionar como Él actuó”.

“Dios nunca ha negado y jamás negará nada a esos que adecuadamente le piden sus gracias.

La oración es el enorme recurso que nos queda para escapar del pecado, perseverar en la gracia, mover el corazón de Dios y atraer sobre nosotros toda clase de bendiciones del cielo, ya sea para el alma o para nuestras necesidades temporales”.

(San Juan María Vianney)

Conclusión:

“En la sección primera (del Padrenuestro), la persona reconoce la excelencia y los designios de Dios; en el segundo, está preparada para vivir digna y fraternalmente con su prójimo.

Otro hecho inseparable a la oración es el perdón.

Al perdonar a quienes nos han ofendido, creamos un canal abierto para que el Padre nos colme de su perdón.

Que el Señor nos resguarde de todo mal y nos mantenga firmes en sus caminos”.

(Día a Día – Ed.

Paulus)

Oración:

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

El pan nuestro de cada día dánoslo hoy, perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden, y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal.

Jane Amábile – Con.

Divino Espíritu Beato

Como esto:

Como Cargando…

Entrada archivada bajo: Reflejo de la Palabra.

Etiquetas: Decimoséptimo Domingo del Tiempo Ordinario.

Esperamos que le gustara nuestro articulo Decimoséptimo Domingo del Tiempo Ordinario – El Padre Nuestro – S.
y todo lo relaciona a Dios , al Santo , nuestra iglesia para el Cristiano y Catolico .
Cosas interesantes de saber el significado : Dios

Tabla de contenido