NOTICIAS

Cristo es esperanza para la Iglesia y el mundo, dice el arzobispo Pérez en la instalación

(Foto: CNA)

Filadelfia, Pensilvania, 18 de febrero de 2020 / 04:48 p. m. (CNA).- La esperanza de Cristo es mucho más profunda que la esperanza tal como la define el mundo, dijo el arzobispo Nelson Pérez durante su homilía en su misa de instalación como arzobispo de Filadelfia. el martes.

“La esperanza es la expectativa confiada de lo que Dios ha prometido, y su fuerza está en su fidelidad. Eso es esperanza”, dijo Pérez.

Dijo que eligió “Jesús: esperanza para el mundo” como tema de celebración de su instalación.

Durante una misa del 18 de febrero en la Catedral Basílica de los Santos. Peter y Paul en Filadelfia, el arzobispo Nelson Pérez fue instalado como el decimocuarto obispo y el décimo arzobispo de la Arquidiócesis de Filadelfia, sucediendo al arzobispo Charles Chaput, quien se jubila.

Además de Chaput y Pérez, a la Misa asistieron el Arzobispo Christophe Pierre, Nuncio Apostólico en los Estados Unidos, así como católicos, sacerdotes y obispos de la zona y de todo Estados Unidos, incluida la Diócesis de Rockville Centre, Nueva York, donde Pérez se desempeñó como obispo auxiliar, y la Diócesis de Cleveland, donde Pérez se desempeñó recientemente como obispo.

Para Pérez, el nombramiento en la Arquidiócesis de Filadelfia es una especie de regreso a casa. Si bien nació en Florida y se crió en Nueva Jersey, Pérez fue ordenado sacerdote para la Arquidiócesis de Filadelfia en 1989 y continuó sirviendo allí como sacerdote hasta 2012, cuando Benedicto XVI lo nombró obispo auxiliar de Rockville Centre.

“Mis hermanos sacerdotes, siempre he dicho que una vez sacerdote de Filadelfia, siempre sacerdote de Filadelfia, y aunque me fui ministerialmente, no me fui humanamente”, dijo Pérez en su homilía.

“Sepan que los amo y necesito su apoyo. No puedo hacer esto solo y no debería hacerlo solo, porque esto no se trata de mí, se trata de nosotros”, agregó.

Después de dirigirse y agradecer a los otros obispos y sacerdotes presentes, así como a su familia, la gente de Cleveland y los funcionarios de la ciudad, entre otros, Pérez se centró en el tema “Jesucristo: esperanza para el mundo”.

“¿Qué es la esperanza y cómo es la esperanza? Sabemos cuál es la definición de esperanza en un diccionario… un sentimiento de expectativa, un deseo de que suceda cierta cosa, así lo define el diccionario”, dijo.

La palabra “esperanza” se usa con frecuencia, lo que puede llevar a los cristianos a olvidar su definición cristiana, agregó Pérez.

“Decimos, espero que tengas un buen día, espero que no llueva… Espero que los Filis ganen la Serie Mundial y las Águilas el Super Bowl el próximo año, ¿no?”. él dijo. “A veces, la esperanza es solo una ilusión. Espero pesar 30 libras menos en un mes: una ilusión”.

Pero la esperanza cristiana está arraigada en la resurrección de Cristo, dijo Pérez.

“¿Dónde está la fuente de la esperanza? Ni en nosotros, ni en la sección de autoayuda de la librería. La fuente de nuestra esperanza es Cristo, el mismo Cristo que caminó por el planeta, que resucitó de entre los muertos”, dijo.

“En el centro mismo de nuestra fe cristiana hay una realidad básica, una verdad”, dijo. “Alguien me preguntó, con todo lo que está pasando en la Iglesia y en el mundo, ¿tienes esperanza? Y le dije a esta persona: Escucha, di mi vida a una fe que cree que un muerto resucitó de entre los muertos. Sí, tengo esperanza”.

“Este es el fundamento de nuestra fe cristiana, esta esperanza, que por muy oscuro que esté, por mucho que parezca que es el final, no lo es”, añadió.

Pérez dijo que quiere que la Iglesia continúe siendo un signo de esperanza para todos, especialmente para aquellos que han sido lastimados por los escándalos de abuso.

“A pesar de… la triste traición de algunos de los nuestros, que han lastimado profundamente a aquellos a quienes fueron llamados a servir, por lo que yo y nosotros lamentamos profundamente a estas víctimas, continuamos trabajando con la esperanza de que lo corregiremos y ser una fuente de curación para ellos”, dijo.

Pérez también invitó a todos a renovar su relación con Cristo, e invitó a aquellos que han estado alejados de la Iglesia a regresar.

“Entonces, donde sea que te encuentres en tu viaje… es hora de extender la mano y tomar Su mano, las manos del Señor. Al igual que la mujer que sufrió una hemorragia durante tanto tiempo, ella tenía la convicción y la esperanza de que si tan solo pudiera tocar su manto (sería sana)”, dijo.

En sus comentarios, tanto Pérez como Pierre también agradecieron al Arzobispo Chaput por sus años de servicio a la Arquidiócesis de Filadelfia ya los demás lugares donde sirvió.

“Chaput enfrentó muchos desafíos cuando llegó aquí, y los aceptó con mucha firmeza… y tomó decisiones que a veces tiene que tomar un padre, que a veces le trajeron mucho sufrimiento y críticas”, dijo Pérez.

Chaput es “un hombre de gran fe, una fe increíble, que proclama la verdad del Evangelio y nuestra fe con valentía, y la arquidiócesis le debe a este hombre una increíble deuda de gratitud por lo que fue, es y seguirá siendo”, dijo. adicional.

Pierre, quien entregó a Pérez el anuncio oficial de su instalación firmado por el Papa Francisco, también agradeció a Chaput por su “incansable promoción de la fe”.

Dijo que Chaput mostró “coraje y prudencia” cuando se enfrentó al manejo de la crisis de abuso sexual que había ocurrido en la arquidiócesis cuando llegó Chaput.

“Ustedes se aseguraron de que el mensaje gozoso del Evangelio pueda seguir adelante”, agregó Pierre.

“Le agradezco toda una vida de dedicación y servicio, y creo firmemente que se ha ganado un poco de descanso”.

Al final de su homilía, Pérez dijo que no tiene un “plan” para la arquidiócesis, más allá de escuchar a su gente y aprender de ellos, pero que sí tiene una visión, que está tomando de la exhortación apostólica del Papa Francisco de 2013. Evangelii Gaudium.

“La Iglesia que ‘sale’ es una comunidad de discípulos misioneros que dan el primer paso, que se implican y solidarizan, que dan frutos y se alegran. Una comunidad evangelizadora sabe que el Señor ha tomado la iniciativa, nos ha amado primero, y por eso podemos avanzar, tomar la iniciativa con valentía, salir al encuentro de los demás, buscar a los que se han alejado, estar en las encrucijadas y acoger a los marginados. ”, dijo, citando la exhortación.

El arzobispo cerró con su propia cita, que pidió a todos los presentes que recordaran: “¡Nunca subestimes el poder del Espíritu de Dios que obra en ti, a través de ti y a pesar de ti!”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS