NUEVA ERA / METAFISICA

Consejos para prevenir y curar ataques psíquicos

Un ataque psíquico es el envío de energía negativa con la intención consciente o inconsciente de causar daño a una persona o su familia. Dicho daño puede incluir el estado emocional, físico, espiritual o mental de una persona. Estas energías negativas generalmente se proyectan en forma de pensamiento, basadas en los celos, la envidia, la ira y otras emociones. Aunque ninguna evidencia científica indica que alguien sea capaz de lanzar un ataque psíquico contra otro, comportarse negativamente con los demás puede tener efectos dañinos en los objetivos.

Un ataque psíquico puede estar influenciado por alguien a quien la persona ya conoce, incluidos amigos o familiares. Cuando los pensamientos dañinos se envían inconscientemente, los celos, la envidia o la ira suelen ser la motivación.

Un ataque consciente ocurre cuando alguien deliberadamente quiere dañar a otro. Se puede comparar con la magia negra, la brujería y el lanzamiento de hechizos. Se cree ampliamente que un ataque psíquico tiene menos que ver con la víctima que con la debilidad del atacante y es similar al comportamiento de intimidación.

Por qué alguien podría atacar

Varias motivaciones influyen en los atacantes:

  • El atacante está celoso. Por ejemplo, la vida de la víctima progresa mientras que la del atacante está estancada.
  • El atacante tiene envidia de la apariencia, la carrera, el compañero de vida o el entorno de la víctima.
  • El atacante está viviendo en su lado oscuro en este momento.
  • El atacante carece de autoconvicción y vive con miedo.

Se teoriza que cuando la energía negativa se envía conscientemente a alguien con la intención de causar daño, entonces lo que se envía es exactamente lo que atraerá al remitente. La ley universal del karma establece que lo que va, vuelve, multiplicado.

Síntomas de un ataque psíquico

Aquí hay ejemplos de lo que puede experimentar un ataque psíquico. Estos síntomas, sin embargo, pueden ser el resultado de una amplia gama de enfermedades y condiciones comunes, y las posibilidades de que alguno de ellos sea el resultado de ataques psíquicos son escasas o nulas. Si experimenta estos síntomas durante un período de tiempo prolongado, consulte a su proveedor de atención médica lo antes posible:

  • Tener pesadillas: Tener sueños aterradores y desagradables.
  • Ver al atacante de frente y al centro: Ver al atacante de forma diabólica, ya sea en sueños, meditaciones o pensamientos.
  • Experimentar fatiga: Sentirse cansado y sin energía constantemente, sin motivo
  • Sintiendo dolor: Tener dolores en el mismo lugar y a la misma hora regularmente
  • Sentir debilidad: Experimentar enfermedades o dolores en áreas de debilidad de las que el atacante es consciente
  • Ser letárgico: Experimentar falta de concentración y pereza con respecto a las tareas diarias.
  • Tener fuertes dolores de cabeza: Tener dolores de cabeza inusualmente dolorosos acompañados de vómitos o mareos
  • Sentirse dudoso: Cuestionar o dudar de la dirección en la vida, incluso después de haber sido consciente de la dirección de antemano.
  • Sentirse observado: Tener la sensación de ser observado y ver sombras por el rabillo del ojo, incluso estando solo
  • Sentirse suicida: Tener sentimientos similares a un ataque al corazón o el deseo de suicidarse

Protegiéndose contra los ataques psíquicos

Sentirse protegido de los ataques psíquicos es importante. Si experimenta los síntomas mencionados anteriormente y están afectando su vida diaria, consulte a un médico. Dicho esto, estas medidas de seguridad al menos podrían calmarlo hasta que pueda consultar con un profesional de la salud:

  • ser consciente: Tomar conciencia del ataque psíquico a través de la identificación de los eventos inusuales que ocurren ayudará a disminuir el efecto del ataque.
  • Pide orientación: Pídele a un guía espiritual o a un ángel guardián que te ayude a detener el ataque y crear protección.
  • Abstenerse de imitar las acciones del atacante.: Evite enviar energías o pensamientos similares al atacante.
  • Enviar pensamientos amorosos: El atacante es el más débil. En lugar de devolverle pensamientos de ira, odio o miedo, sienta compasión por el atacante. Este tipo de luz, amor y bendiciones pueden ayudar al atacante a ver y sanar su oscuridad.
  • Proteger No. 1: Cada vez que el atacante te venga a la mente, imagina que lo bañas con la luz pura del universo. Cambie la forma en que se envía la luz imaginando que se envía de diferentes maneras. Mantenga la protección a su alrededor.
  • Sé fuerte: La forma más importante de mantenerse a salvo del efecto de un ataque psíquico es ser emocionalmente fuerte y estable. Identifica tus problemas emocionales y miedos con el objetivo de curarlos. Esta protección mantiene al mínimo la absorción y los efectos de las energías negativas. Consultar a un médico o consejero también puede ser útil.

Descargo de responsabilidad: La información contenida en este sitio tiene fines educativos únicamente y no reemplaza el consejo, el diagnóstico o el tratamiento de un médico con licencia. Debe buscar atención médica inmediata para cualquier problema de salud y consultar a su médico antes de usar la medicina alternativa o hacer un cambio en su régimen.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS