NOTICIAS

Conflicto en curso estropea aniversario de Sudán del Sur

Hogar > Noticias > Conflicto en curso estropea aniversario de Sudán del Sur

Conflicto en curso estropea aniversario de Sudán del Sur

sudán zainab-rahma

Mientras Sudán del Sur celebra el tercer aniversario de su independencia, Trócaire ha publicado entrevistas con personas que viven en campamentos en las afueras de Juba, la capital.

Zainab Rahma, que vive en un campamento de la ONU para familias desplazadas, hace todo lo posible por sus cinco hijos y por la pequeña Madelina, de cuatro meses, que nunca conocerá a su padre.

Fue asesinado hace casi seis meses en enfrentamientos étnicos que se han vuelto demasiado comunes en Sudán del Sur.

“La mayoría de los días me despierto y pienso en matar a mis hijos para que podamos escapar de esta vida”, le dijo a Faith Kasina de Trócaire.

“Pero luego veo esa sonrisa (de mi bebé) y elijo vivir”.

El 9 de julio de 2011, Sudán del Sur fue declarado estado independiente. Todos tenían grandes esperanzas en la nación más nueva del mundo y hubo el apoyo de muchas otras naciones para ayudarla a levantarse.

Peter Malis, voluntario con el socio de Trócaire, las Hermanas de las Hijas de María Inmaculada (DMI), dijo: “Estaba allí en el estadio, vestido con mi ropa cultural, celebrando con el resto del país. Nunca me había sentido tan orgulloso de mi país como ese día. Tenía la esperanza de que la vida iba a ser diferente”.

Sin embargo, a mediados de diciembre del año pasado, una disputa política entre los dos principales líderes del país reabrió un conflicto y una guerra tribales históricos.

Un soldado retirado (y ahora desplazado) le dijo a Trócaire que las mismas personas que lucharon por su libertad se volvieron unos contra otros.

Trócaire, en asociación con las Hermanas Hijas de María Inmaculada (DMI), ha estado distribuyendo alimentos y ha apoyado el asesoramiento psicosocial a las familias que viven en campamentos que albergan a personas desplazadas.

Sudán Africa-South-Sudán-Personas-afectadas_layout-large cafodLos muchos esfuerzos para negociar una solución pacífica a la crisis han dado pocos frutos y ha habido denuncias de incumplimiento de los acuerdos firmados por las partes en conflicto.

En el frente todavía hay combates, se pierden vidas y la gente sigue huyendo de sus hogares en busca de seguridad en los campos de desplazados.

Las granjas aún no están aradas, aunque hubo un “mes de tranquilidad” en mayo para permitir que al menos algunas personas regresaran a sus campos para plantar y cosechar los próximos cultivos. La gente ha tratado de mantener viva la esperanza.

“Nadie puede negar que es una situación fea”, dice el obispo Erkolano Tombe, obispo residente de Caritas en el país.

“Pero Sudán del Sur tiene un gran futuro. Tenemos recursos naturales y una gran riqueza y podemos beneficiarnos de ellos solo si somos responsables con nuestra libertad. Es doloroso, pero es pasajero”.

La Agencia Fides ha informado sobre un problema particular destacado por Médicos Sin Fronteras (MSF) que ha sido la violencia generalizada en los hospitales y la destrucción de las instalaciones médicas, lo que niega los servicios médicos a muchas de las personas más vulnerables de Sudán del Sur.

Médicos Sin Fronteras (MSF) en el informe ‘Conflicto en Sudán del Sur: violencia contra la atención médica’, afirma que desde que estalló el conflicto armado en Sudán del Sur en diciembre de 2013, al menos 58 personas han muerto en los terrenos de los hospitales y los hospitales han sido saqueados o quemados. en al menos seis ocasiones.

MSF afirma que los pacientes han recibido disparos en sus camas y las instalaciones médicas que salvan vidas han sido quemadas y destruidas en las ciudades de Bor, Malakal, Bentiu, Nasir y Leer.

En esta última ciudad, fue destruido el único hospital de la zona que brinda atención médica secundaria, incluida la cirugía y el tratamiento del VIH y la tuberculosis, en un área con aproximadamente 270.000 habitantes.

Debido al conflicto en Sudán del Sur, casi 1,5 millones de personas tuvieron que abandonar su hogar.

Entre estos hay un millón de desplazados en el país y 378.000 buscan refugio en Etiopía, Kenia, Sudán y Uganda.

La esperanza de vida es de 54 años, la tasa de mortalidad materna es de 730 por 100.000 nacidos vivos. Más de la mitad de la población vive a más de 5 km a pie del centro de salud más cercano.

Sudán del Sur se convirtió en un estado independiente el 9 de julio de 2011, luego de un referéndum que se aprobó con el 98,83% de los votos.

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS