Arzobispo responde a feministas que vandalizaron catedral

BOGOTÁ, 11 de marzo. 21 / 09:20 am (ACI).- El arzobispo de Ibagué (Colombia), monseñor Orlando Roa Barbosa, condenó el ataque cometido contra la catedral local el pasado 8 de marzo por un grupo de feministas y aseveró que la Iglesia “seguirá con su tarea profética”. voz, denunciando todo cuanto con apariencia de ley atenta contra la integridad, naturaleza y dignidad de la mujer”.

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, un conjunto de feministas destrozó la Catedral. Varias mujeres derruyeron a patadas la puerta del templo y pintaron con grafitis las paredes con escritos como “8M” y “violadores”.

Según medios locales, la violencia feminista se dio por la postura de la Iglesia “con relación a temas sensibles como el aborto. Muchos de ellos piden que sea libre y sin ningún género de control por la parte del Estado”.

Las mujeres también destrozaron monumentos en el centro de Ibagué, capital del departamento de Tolima. Una fotoperiodista fue atacada por feministas pues el Día de la Mujer “solo podía ser cubierto por mujeres”.

“La Iglesia de Ibagué lamenta y llora el vandalismo contra su Catedral, lugar sagrado que está designado al encuentro con Dios y que fue testigo del desarrollo del pueblo tolimense, patrimonio cultural que debe ser valorado, preservado y custodiado”, escribió la Arquidiócesis en un aviso publicado el 9 de marzo en su página de Facebook.

La Arquidiócesis de Ibagué resaltó que “el derecho canónico considera este género de atentados como una profanación de los lugares sagrados e señala que deben ser reparados con un acto penitencial”.

“En este sentido, con toda la comunidad católica del Tolima, acudiendo al amparo de la Virgen Inmaculada, patrona de la Catedral, mujer modelo y letrada nuestra, pediremos al Señor que tenga misericordia de su Pueblo, conceda la conversión de los orgullosos corazones y muéstranos luces para proseguir defendiendo la dignidad de la mujer según la ley de Cristo, que es la ley de la libertad y del amor”, añade el comunicado firmado por monseñor Roa Barbosa.

El artículo asegura que la Iglesia admite que “no fue fácil para las mujeres destacarse como actores fundamentales de la vida popular”. Sin embargo, “la hostilidad y agresividad manifestada el pasado lunes promueve la violencia y la vulneración no solo de las estructuras arquitectónicas, sino de la dignidad misma de la mujer”.

En este sentido, aseguró que “siguiendo el ejemplo de Jesús, que siempre y en todo momento supo rodearse de mujeres que le ayudaron de cerca en su misión evangelizadora”, la Iglesia seguirá “defendiendo la dignidad de la mujer”, reconociendo “su importante papel en la vida eclesiástica”.

Publicado originalmente en Prensa ACI. Traducido y amoldado por Nathália Queiroz.

Compruebe también: