Arzobispo explica qué es y cuál es la importancia de

PIURA, 25 de enero. 21/01:35 pm (ACI).- Monseñor José Antonio Eguren, Arzobispo Metropolitano de Piura, en el norte del Perú, explicó qué es la conversión y su importancia en la vida de los cristianos.

En su homilía de la Santa Misa del 24 de enero, meditando sobre el Evangelio de San Marcos en el que Jesús llama a “convertirse y creer en la Buena Noticia”, Monseñor Eguren explicó que “conversión significa ‘cambio de forma de pensar’, pero no es solo hablamos de una manera diferente de meditar a nivel intelectual, pero de revisar nuestra manera de accionar a la luz de criterios evangélicos”.

“En efecto, la conversión o metanoia a la que nos encontramos llamados radica en el ahínco por interiorizar y absorber los valores evangélicos que contrastan con las tendencias dominantes presentes en el planeta”, subrayó.

El Arzobispo de Piura resaltó que “la conversión supone despojarnos de pensamientos, sentimientos, comportamientos y hábitos que se opongan al Evangelio o que prescindan de él, para revestirnos de esos pensamientos, sentimientos y comportamientos del Señor Jesús, el nuevo y especial hombre”.

“La conversión es un desarrollo de toda la vida. Es despertada y sostenida por la felicidad que tiene nuestra libre colaboración”, subrayó.

El Prelado peruano resaltó que “la conversión es fruto del acercamiento con Jesús. De ahí que, ‘conversión y creencia’ se comprometen mutuamente”.

“El encuentro con Jesús vivo nos desplaza a la fe, que exige la conversión como un proceso permanente y incesante que comprende toda la vida”, expresó.

“Queridos hermanos, esto es convertir, esto es creer. Cuando Jesús apareció en el horizonte de sus vidas, Simón Pedro, Andrés, Santiago y Juan lo dejaron todo: barca, redes, padre, trabajo, para ir con Jesús”, recordó.

Monseñor Eguren indicó que “el Señor atrajo todo su interés y corazón. Todo eso quedó atrás, pues Jesús era mucho más apreciado y también importante que lo que ellos dejaron atrás”.

“Solo el conocimiento de Cristo ha podido hacerles cambiar de vida de manera tan radical”.

El arzobispo peruano resaltó que “el sendero de la conversión consiste en ser reales acólitos, aspirando incesantemente a dejarse educar por el Espíritu Beato, mediante la acción maternal de Santa María, para convertirnos en ‘otros Cristos’”.

Publicado originalmente en ACI Press. Traducido y amoldado por Nathália Queiroz.

Compruebe también: