Angoleños inician Noviciado en São Paulo Formación

Fray Augusto Luiz Gabriel (fotos) y Moacir Beggo

São Paulo-SP) – El tiempo de noviciado de siete jóvenes angoleños comenzó este martes, 23 de enero, a las 7:30 horas, en São Paulo. Fr. Abel Ndala Sahuma Nganji, fr. Clementino Samuel Miguel, fr. David Vicente da Conceição Gaeita, fr. Lucas Eduardo Maurício, fr. Luis António Gungo, fr. Silvano Kessongo Pinto Reading y fr. Valódia João Manuel Baptista Domingos fueron recibidos por el ministro provincial, fr. Fidêncio Vanboemmel , a lo largo de la Oración de Laudes, en la Parroquia São Francisco de Assis y Sede Provincial de la Provincia de la Inmaculada Concepción de Brasil, en Vila Clementino, São Paulo. Van a viajar el jueves al Noviciado de Rodeo en Santa Catarina, donde se unirán a las trece novicias brasileiras que fueron admitidas el pasado 15 de enero. Las dos celebraciones fueron necesarias por el retardo en la documentación de las postulantes angoleñas.

Más temprano, a las 07:00 horas, el Vicario Provincial, fr. César Külkamp, ​​presidió la Celebración Eucarística, con fr. Fidêncio y fr. Raimundo Oliveira Castro como concelebrantes. Al igual que en Rodeio, la celebración del rito de la Admisión fue fácil y muy simbólica, eminentemente de momento en que el novicio recibe el hábito franciscano, o “vestimenta del suplicio”, como decía San Francisco.

Frei Fidêncio brindó su reflexión y motivación a los jóvenes angoleños desde el Testamento de San Francisco, como lo hizo con los novicios brasileiros en Rodeio: “Nuestra ley suprema, las Constituciones Generales, nos comentan que el Noviciado es un período de mayor intensidad y tiene como objetivo hacer que los novicios conozcan y experimenten el modo de vida de San Francisco. En otras palabras, no vas a estar solo. Formarás una clase de 20 novicios que experimentarán el estilo de vida de San Francisco. Experimentar significa no solo vestirse con el hábito, sino experimentar de qué forma es nuestra vida diaria: vida de oración, vida de trabajo, formación, convivencia fraterna, las dificultades que enfrentamos normalmente como personas humanas y nuestras intranquilidades”, destacó fray Fidêncio.

“Presenciar no significa una experiencia teórica. Presenciar significa poner corazón, emoción, poner vida en una fraternidad específica, que tiene como profesor a fray Samuel; Frei José como tutor; Fray Rafael; Frei Rozantimo; Frei Pedro da Silva, que te va a ayudar a cantar mucho más hermoso de lo que ya cantas; y que tiene fray Abel Schneider, un fraile de sobra de 90 años. Es una gracia tener un fraile de más de 90 años pues esa es una situación de nuestras familias. Nuestras familias franciscanas están formadas por jóvenes franciscanos, por personas de mediana edad, pero también está formada por personas que han vivido y testimoniado su profetismo franciscano durante largos y largos años de vida religiosa. Fray Abel es un gran formador. En su silencio apenas oyen, es una bendición de Dios”, animó fray Fidêncio, comentando de la importancia de la vida en fraternidad que formarán desde este momento en el Noviciado.

El Maestro del Postulantado en Angola, fr. Marco Antônio 2 Santos, que acompañó esta promoción en 2017, llamó ante el Provincial a cada uno de los novicios para recibir el hábito franciscano, bendecido por el Ministro provincial. Fray Ivair Bueno de Carvalho, como vicepresidente, representó a la Fundación Imaculada Mãe de Deus de Angola.

En el final de la celebración, Fray Fidêncio presentó a los angoleños al Profesor Fray Samuel Ferreira de Lima. Mencionó que él, como Ministro Provincial, también es entrenador, pero en el día a día ese servicio lo realizará Mestre y la Fraternidad de Entrenadores de Rodeo. La celebración acabó con la Bendición de San Francisco sobre las novicias.

Desde la izquierda decir: fray Valódia, fray Luís, fray Clementino, fray Lucas, fray Abel, fray David y fray Silvano.