NOTICIAS

Ambigüedades y controversias: Otro día en el Sínodo

El Papa Francisco se reúne con indígenas de la región amazónica durante un encuentro en el salón Pablo VI del Vaticano el 17 de octubre de 2019. La reunión tuvo lugar durante la segunda semana del Sínodo de los Obispos para la Amazonía. (Foto del CNS/Vatican Media)

El Sínodo Panamazónico suspendió hoy su sesión general para permitir la circoli minori (pequeños grupos) para discutir más a fondo los temas. Posteriormente, el Papa Francisco se reunió con los indígenas invitados del Sínodo. Al hacerlo, continuó enfatizando el tema principal de la inculturación, inspirándose en la parábola de la semilla. “Los pueblos”, dijo a sus invitados, “reciben el anuncio de Jesús con su propia cultura”.

El Papa Francisco explicó que la semilla crece según la tierra sobre la que cae. Esbozó la historia del cristianismo desde su origen en la tierra judía a través del mundo griego, avanzando hacia Europa y América.

En una referencia particular a la región amazónica, el Papa Francisco compartió su preocupación de que la colonización pueda llegar a nuevas formas. El tema de la inculturación también está presente en la mayoría de los grupos de discusión. Sin embargo, la palabra “inculturación” no ha recibido un significado definitivo en el contexto de la evangelización. Algunos limitan el término a la catequesis y la liturgia en lenguas nativas, mientras que otros insisten en que una amplia inculturación es el mejor medio para evitar la “colonización”. Estos últimos desean importar danzas, símbolos indígenas y algunos rituales.

Pero incluir rituales y símbolos indígenas es un asunto delicado y arriesga el sincretismo. La dilución de los imperativos del evangelio para adaptarse a las sensibilidades nativas es un punto de partida para algunos de los miembros votantes (es decir, obispos) del Sínodo. Los Padres sinodales deben intentar llegar a alguna definición aceptable de “inculturación”. Las preguntas sobre cómo se logra la inculturación: fiestas locales, comidas y música, rituales y danzas locales son problemáticas.

Se le preguntó a un obispo que ingresaba hoy al Aula Pablo VI si estaba a favor de un rito amazónico. El prelado se negó a decir más que “es demasiado incierto cuál sería esa liturgia”.

En la Sala Stampa, la Oficina de Prensa del Vaticano, tuvo lugar un drama menor durante la rueda de prensa diaria cuando el veterano vaticanista Edward Pentin, de Registro Católico Nacional, confrontó al arzobispo Roque Paloschi. ab. Paloschi es presidente de CIMI, el Consejo Misionero Indígena de la Conferencia Episcopal Brasileña.

Pentin le dijo a Abp. Paloschi que un periodista brasileño había descubierto subvenciones CIMI de la Fundación Ford por más de dos millones de dólares. “Es bien sabido”, dijo Pentin, “que la Fundación Ford es una organización abiertamente a favor del aborto que ha defendido la ideología de género, a las cuales la Iglesia se opone firmemente”. Ofreció al panel informativo un fajo de papeles con las cifras de la Fundación Ford. “¿Algo de esa financiación”, preguntó, “se está utilizando para financiar REPAM?” REPAM, la Red de Iglesias Panamazónicas, ha ayudado a organizar el Sínodo.

El prelado intentó calmar el momento incómodo citando los libros abiertos de CIMI y la responsabilidad ante el gobierno brasileño. Incluso aseguró a la prensa que su “cuenta bancaria personal ya había sido revisada”. Sin embargo, Pentin no había realizado ninguna investigación sobre las finanzas personales del arzobispo. Quizás Paloschi escuchó la pregunta en el contexto de las actuales irregularidades financieras en el Vaticano. La cuestión de la moralidad de cualquier organización católica que acepte millones en fondos de una fundación internacional a favor del aborto quedó sin respuesta. Los detalles y la documentación se pueden encontrar en el artículo de Pentin, titulado “Pro-Abortion Ford Foundation Major Funder of Key Synod Organizations”, publicado hoy en el Registro sitio web.

Revelaciones como una relación entre CIMI y la Fundación Ford seguramente enviarán a los periodistas a investigar otras conexiones entre las ONG amazónicas y las organizaciones internacionales que financian una plétora de proyectos poco éticos, desde el aborto y el control de la población hasta la clonación y la eutanasia. Es probable que algunos de los 184 padres sinodales tengan dudas silenciosas cuando salga a la luz la noticia de esta aparente irregularidad financiera. Las discusiones de grupos pequeños de mañana pueden reflejar una nueva cautela entre los obispos. El Papa Francisco ha pedido transparencia en el Sínodo; tal vez algo haya llegado de forma inesperada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS