6 prácticas concretas para vivir la Cuaresma

OFICINA CENTRAL, 19 de febrero. 21 / 05:00 am (ACI).- Para vivir la Cuaresma con propósito, Hna. Luis Eduardo Rodríguez Alger, quien forma parte a los Legionarios de Cristo, comparte 6 prácticas concretas para trabajar la oración, la limosna y el ayuno, puntos esenciales durante este tiempo litúrgico.

Para trabajar en el punto de la oración, debemos “profundizar en la vida sacramental. Puedo confesarme, puedo asistir a Misa mucho más días, no solo cada domingo, y comulgar”.

Además, recuerda que “todos estos sacramentos nos llenarán de la gracia y de la fuerza del Espíritu Beato para perseverar y poder caminar hacia la Pascua del Señor”.

El segundo propósito supone realizar mucho más oración. “Puedo realizar alguna oración extra, como leer la Biblia. Si leemos la Biblia tres o cinco minutos al día, qué diferente sería nuestra vida”, afirma.

Con respecto al ayuno, reflexione sobre la asociación instantánea entre el ayuno y la comida. “En el momento en que pensamos en ayunar, frecuentemente pensamos en qué cosas no comeremos: no voy a comer postres, no voy a tomar ‘Coca-Cola’… Pero no se trata de ir En una dieta.”

Según Ir. Luis, durante esta Cuaresma tenemos la posibilidad de ayunar de “palabras innecesarias”, como “quejas, críticas o blasfemias”.

Para el cuarto propósito, que está relacionado con el ayuno, el hermano nos sugiere ir a ayunar de las cosas que nos atrae “ver”, como series o películas, y a estimar “lo que puedo dejar de ver” esta Cuaresma.

Resaltó que la limosna va juntos con el ayuno. “Si nos encontramos ayunando de expresiones negativas, tal vez tengamos la posibilidad llevar a cabo limosna de buenas expresiones: un comentario, una asistencia, algo bueno que tengamos la posibilidad decir con palabras”, ha dicho.

Para el sexto propósito, nos motivó a realizar actos de caridad para alguien que nos necesita.

Ha propuesto que “tenemos la posibilidad de ir a buscar a alguien que verdaderamente necesite nuestra asistencia y realizar un acto de caridad con esa persona sin que ellos se den cuenta y nadie se dé cuenta”, y se refirió a esta práctica como una “caridad oculta”.

Compruebe asimismo: