4 consejos para vencer la pereza

4 consejos para vencer la pereza

La pereza es un hábito que no en todos los casos es fácil de romper, en ocasiones preferimos dejar de llevar a cabo lo preciso para sentarnos a conocer la televisión o navegar en internet. Lamentablemente, cuando cedemos a esta tentación, nuestras obligaciones se retrasan o el trabajo desde casa o la oficina nunca se realiza. El bueno…

La pereza es un hábito que no en todos los casos es fácil de romper.

En ocasiones, preferimos dejar de llevar a cabo lo que requerimos para sentarnos a ver televisión o andar por Internet.

Desafortunadamente, cuando cedemos a esta tentación, nuestras obligaciones se retrasan o el trabajo desde casa o la oficina nunca se efectúa.

La buena nueva es que, con la gracia de Dios, tenemos la posibilidad de vencer nuestra pereza y ser buenos gestores del tiempo.

El sacerdote italiano Lorenzo Scupoli nos da buenos consejos sobre esto en su clásico “El combate espiritual”, anunciado en 1589. En el libro, explica que la pereza y la indolencia han de ser tratadas de inmediato. Para ello, el sacerdote nos ofrece algunos consejos:

  1. Responder en el instante a una solicitud

Esforzarse con sinceridad por contestar de inmediato a todas las solicitudes de arriba y a todas las órdenes de sus superiores; realizando todo en el momento y en la forma que les plazca;

  1. No dejes nada para después

Jamás se deje un momento de retraso, porque ese pequeño retardo próximamente será seguido por otro, y un tercero, y así sucesivamente;

  1. Cumpla sus tareas a tiempo y hágalas bien

No es sensato que hagamos nuestro trabajo de forma rápida; debemos, para llevarla a su más alta perfección, hacerlo en el tiempo que su naturaleza y calidad requiere, y con toda la diligencia adecuada. Llevar a cabo todo con prisa no es diligencia, sino la mucho más sutil forma de indolencia, ya que en el momento en que hacemos nuestro trabajo antes del tiempo señalado, por norma general no lo hacemos bien. A veces deseamos liberarnos de él enseguida y luego entregarnos al descanso en el que habitan nuestros pensamientos;

  1. Si tu labor es dificultosa o agotadora, divídela en partes

En el momento en que deba llevar a cabo cosas que simulen bastante numerosas y bien difíciles de llevar a cabo, empiece por la parte más simple y acérquese a la labor tal y como si no tuviera solamente que realizar. En el momento en que hayas hecho la primera parte de la tarea, lograras realizar todas las otras con mucha menos pereza.

Fuente: Aleteia

Pío


Whatsapp

Pío

Compartir

Esperamos que le gustara nuestro articulo 4 consejos para vencer la pereza
y todo lo relaciona a Dios , al Santo , nuestra iglesia para el Cristiano y Catolico .
Cosas interesantes de saber el significado : Biblia